Sección para pacientes

Información útil para los pacientes, consejos para antes y después de someterse a un tratamiento odontológico, dudas frecuentes, etc.

Consejos útiles:

Antes de realizar un tratamiento dental

  1. En la mayoría de los casos se pueden ofrecer múltiples soluciones para un mismo tratamiento (algunos más económicos y otros más costosos) es importante conocer las distintas opciones para elegir la que más se ajusta a sus necesidades.
  2. Tenga en cuenta que existen prótesis de muy diferentes calidades y acabados, lo cual muchas veces justifica considerables diferencias de precio.
  3. Tenga presente que muchos tratamientos serán difíciles de rectificar, un buen diagnóstico y una planificación adecuada en cada caso es vital para un pronóstico a largo plazo.
  4. Si desea conseguir una sonrisa estética no es una buena estrategia arreglar los dientes uno a uno, dado que esto nos obliga a ir imitando lo que ya hay aunque no nos guste. Lo mejor es considerar la boca como un todo y plantear un tratamiento global y coherente.

Antes de realizar un tratamiento de colocación de implantes dentales

  1. Sepa que el tabaco tiene un efecto negativo sobre la supervivencia de los implantes.
  2. En casos de alergias a los metales informe a su dentista, sepa que hay implantes de Zirconio que son otra alternativa a los implantes de titanio.
  3. Recuerde que si, tiene prisa, los implantes necesitan tiempo para unirse al hueso. Las prisas conducen a riesgos innecesarios.
  4. El éxito del tratamiento con implantes se basa en minimizar al máximo los factores de riesgo y una buena comunicación con su dentista. Una planificación meticulosa permite observar las posibilidades reales de tratamiento.
  5. Dude de campañas publicitarias que “un implante es para toda la vida”. Los implantes dentales son una alternativa terapéutica de gran ayuda, pero nunca van a sustituir a la mejor herramienta biológica para masticar, sus dientes sanos.

Preguntas frecuentes:

¿Qué medicamentos debo tomar si me duele la boca?

NO hay un medicamento que se pueda aplicar a todos los casos de dolor en la boca, ya que este término (dolor) abarca una serie de problemas que se resuelven de distintas maneras. Muchas veces se toman medicamentos (antibióticos o antiinflamatorios) de forma sistemática pensando que así se soluciona el problema, pero en ocasiones lo que están haciendo es agravarlo. ES COMPLETAMENTE NECESARIO QUE ANTE CUALQUIER DOLOR EN LA BOCA CONSULTE A SU ODONTÓLOGO.

¿Las limpiezas de boca dañan los dientes? Cada cuánto es conveniente hacerlas?

Las limpiezas de boca NO dañan las estructuras de diente si se hacen de la manera correcta por parte de un profesional o higienista y se usa la aparatología destinada a ellas. Por el contrario el acumulo de sarro sobre los dientes SI daña las estructuras de soporte de los dientes (hueso, encías y ligamento periodontal). NO hay una fórmula para determinar cada cuánto tiempo es necesario realizar las limpiezas bucales, ya que éstas solo se deben hacer cuando el odontólogo lo considere necesario y en algunos pacientes esto puede ocurrir de manera frecuente si forman sarro muy rápidamente o en otros no es necesario nunca si mantienen sus piezas completamente limpias de placa y sarro.

¿Es normal que me sangre la boca luego de una extracción?

 

Sí, no hay que confundir sangrado con hemorragia, ya que luego de cualquier intervención quirúrgica, por pequeña que sea, siempre debe presentar un pequeño sangrado que dará paso a la formación de un coagulo que es lo que va a formar encía nueva en el sitio de la extracción.

Dependiendo del tipo de intervención que se haya hecho, dicho sangrado será mayor o menor y durará más o menos tiempo. La pérdida de sangre al empapar una gasa, al manchar una almohada o al escupir, son normales. Si el volumen de sangre es mayor y la boca se le llena en pocos segundos, entonces si puede tener una hemorragia y debe consultar de manera inmediata con el odontólogo que le realizó la intervención.

¿Cuándo hay que arreglar una caries?

La caries es un proceso destructivo de las estructuras dentarias y nunca desaparece por sí solo, puede ser que durante un derminado periodo de tiempo permanezca detenida, pero lo normal es que siga avanzando, por lo tanto cuanto ANTES se la trate mejor. De esta manera reducimos siempre los riesgos de problemas en esa pieza y la esperanza de duración de la restauración se multiplica. Hay que tener en cuenta que la caries NO duele, cuando ya tenemos dolor generalmente tenemos que hacer algo más aparte del empaste, como por ejemplo la endodoncia (quitar el nervio).

¿Cómo debo cuidarme la boca?

Es fundamental realizar la higiene diaria ( 2 ó 3 veces por día) con un cepillo de cerdas firmes (cambiarlo cada 2 ó 3 meses), con poca pasta dental y no demasiado húmedo, para que se pueda ver bien la zona que se esta limpiando.

El cepillado debe ser metódico empezando por un sector de la boca y con movimientos circulares o de arrastre de arriba hacia abajo, limpiando tanto dientes como encía. Es fundamental que ningún sitio de la boca quede sin ser cepillado tanto la parte de fuera, la que mastica, como la de dentro (del lado del paladar o de la lengua). También es aconsejable limpiar la lengua.

Los colutorios también pueden ayudar pero es conveniente antes de su uso consultar al odontólogo, ya que existen de varios tipos dependiendo del problema que se quiera tratar.

¿Cada cuánto tiempo debo realizar las revisiones de la boca?

Las revisiones de la boca dependen de los problemas que haya tenido el paciente, (su historial), ya que en los casos que han sido tratados repetidamente, por caries o problemas periodontales, se consideran pacientes de alto riesgo y su revisión debe ser cada 3 ó 6 meses, por el contrario, pacientes que no hayan tenido mayores problemas con su boca, solo necesitan una revisión cada 1 ó 2 años.

¿A que edad debo comenzar un tratamiento de ortodoncia para corregir los dientes?

La edad en la que se debe comenzar un tratamiento de ortopedia u ortodoncia depende de los problemas que tenga ese paciente, a veces es conveniente comenzar cuanto antes (4 ó 5 años); otras veces es conveniente esperar hasta los 8 ó 9 años y otras, esperar hasta el recambio completo de los dientes (alrededor de los 12 o 13 años). A partir de ahí no existe una edad límite para realizarse un tratamiento de ortodoncia ya que ésta es igual de efectiva sea cual fuere la edad del paciente.

Consejos post tratamientos:

Si a usted se le ha realizado un raspado y alisado radicular (tratamiento periodontal):

– Es normal que tenga un ligero dolor en las encías los dos próximos días.

– También es normal un ligero aumento del sangrado de las encías los primeros días y ver como se contraen las encías pareciendo que el diente está más largo (se desinflaman las encías), volviendo a la normalidad en dos ó tres días.

– La sensibilidad de sus dientes a alimentos fríos o calientes se verá aumentada, disminuyendo ésta poco a poco conforme pasen los días / semanas.

– Procure limpiar las encías de la zona tratada con suavidad y seguir usando el enjuague hasta que el periodoncista se lo indique y nunca suspender el cepillado.

Si se le ha colocado un aparato de ortodoncia (brackets)

– Es normal que durante 2 o 3 días note molestias o presión sobre sus dientes, si tiene dolor debe consultarnos. Procure no comer alimentos demasiado duros (manzanas, turrón, frutos secos, bocadillos…..), que pueden desprender o romper los brackets. En el caso de que se desprendiera uno o más brackets, consúltenos. Lo normal es que se le volviera a cementar en la próxima visita, a menos que el ortodoncista estime lo contrario. Si tiene molestias o se le ha salido el arco consúltenos.

– Si le aparece una herida, coloque en el sitio que la esta produciendo una bolita  de cera de ortodoncia y presiónela sobre él, en el caso de que la herida no desaparezca en 3 o 4 días consúltenos.

– Recuerde que la higiene dental durante el tratamiento de ortodoncia es sumamente importante para no tener problemas de caries o de inflamaciones de encía. La falta de higiene puede suponer la aparición de manchas en los dientes al finalizar el tratamiento.

Si se le ha colocado un aparato de ortopedia:

– Recuerde no dejar el aparato en ningún sitio que no sea la caja que se le ha dado para ello.

– Recuerde que el aparato de ortopedia va suelto en la boca, no es fijo y funciona en base a las horas que el niño lo lleve puesto.

– Solo debe quitárselo para comer, luego de cepillase los dientes debe limpiar el aparato con el cepillo que se le ha indicado para ello y volver a colocárselo inmediatamente.

– Si va al mar es conveniente dejarlo en su caja.

– Si el aparato le ha hecho alguna herida, consúltenos, pero procure no quitárselo demasiado tiempo para que este o sus dientes no se modifiquen.

Si se le ha colocado un implante dental:

– Procure no fumar el máximo tiempo posible, recuerde que fumar es peligroso para su implante.

– No beba nada caliente, el calor puede disolver el coágulo y comenzar a sangrar.

– Procure acostarse transcurrido un tiempo prudencial a la cirugía, recuerde que el calor de la almohada también puede disolver el coágulo y retrasar la cicatrización.

– Puede colocarse compresas frías en la zona de la cirugía, por ejemplo hielo envuelto en un paño durante 20 minutos, descanse otros 20 minutos y vuelva a colocarlo. Repita esto la mayor cantidad de veces posible.

– Recuerde que sangrado no equivale a hemorragia. Es normal que luego de una cirugía o una extracción escupa sangre o vea la saliva roja o incluso manche la almohada. Pero si la boca se le llena rápidamente de sangre debe consultar lo más urgentemente posible. .

– La higiene de la boca debe ser normal, no deje de hacerlo. Procure no hacer enjuagues enérgicos inmediatamente después de la cirugía ya que esto puede hacer desprender el coágulo.

– Tenga cuidado con la zona anestesiada. Es preferible no comer mientras tenga anestesia ya que puede morderse con facilidad la zona anestesiada sin darse cuenta y luego aparecer úlceras o aftas.

– Siga la medicación del odontólogo, no tome medicamentos por su cuenta

Si se le ha realizado una extracción dentaria o una cirugía:

– Procure no fumar un par de días mínimo.

– No beba nada caliente, el calor puede disolver el coágulo y comenzar a sangrar.

– Procure acostarse transcurrido un tiempo prudencial a la extracción, recuerde que el calor de la almohada también puede disolver el coágulo.

– Muerda una gasa estéril en la zona de la extracción presionando con los dientes y puede cambiarla cada 20-30 minutos.

– Puede colocarse compresas frías en la zona de la cirugía o extracción, por ejemplo hielo envuelto en un paño durante 20 minutos, descanse otros 20 minutos y vuelva a colocarlo. Repita esto la mayor cantidad de veces posible.

– Recuerde que sangrado no equivale a hemorragia. Es normal que luego de una cirugía o una extracción escupa sangre o vea la saliva roja o incluso manche la almohada. Pero si la boca se le llena rápidamente de sangre debe consultar lo más urgentemente posible. .

– La higiene de la boca debe ser normal, no deje de hacerlo. Procure no hacer enjuagues enérgicos inmediatamente después de la extracción ya que esto puede hacer desprender el coágulo.

– Tenga cuidado con la zona anestesiada. Es preferible no comer mientras tenga anestesia ya que puede morderse con facilidad la zona anestesiada sin darse cuenta y luego aparecer úlceras o aftas.

– Siga la medicación del odontólogo, no tome medicamentos por su cuenta

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
Aceptar | Más información

This is a unique website which will require a more modern browser to work! Please upgrade today!